El pellet de madera es un combustible procedente de productos y residuos naturales que se utiliza como fuente de energía.

Partiendo de la propia masa forestal de los troncos y tras un proceso de descortezado, astillado, secado, granulado, enfriado y cribado, se fabrican los pellets de madera industrial o doméstico.

Otra de las aplicaciones de la biomasa tanto de viruta de madera como de paja es su utilización como cama de animales.

La automatización de las líneas de reducción de la madera como de las líneas de ensacado de pellets, requieren de maquinaria robusta y fiable para garantizar la productividad de las empresas del sector.