producto-pellet

Se producen mediante prácticas sostenibles en las gestiones forestales de los bosques, por lo que los pellets son totalmente naturales y no contienen residuos tóxicos ni aditivos que podrían generar emisiones nocivas en el proceso la combustión.

Por lo tanto hablaríamos de un combustible 100% ecológico (biomasa).

El pellet de madera, es una Biomasa o combustible ecológico generado por la recuperación o utilización de subproductos derivados de la madera como en serrín y catalogado como combustible de CO2 neutro.

Los pellets pueden ser suministrados a granel, en bolsas tipo big-bag (sacos de aproximadamente 1000kg) o en bolsas pequeñas de 15kg.

Por su forma cilíndrica, lisa  y su pequeño tamaño, miden entre 1 y 2 cm de largo y 6 mm de diámetro, se comporta como un fluido, lo que facilita el desplazamiento del combustible y la carga automática de las calderas. El transporte puede realizarse con camiones cisterna, desde los cuales se bombea directamente en el depósito de almacenamiento del sistema.

El pellet de madera se puede utilizar y aplicar prácticamente en cualquier proceso que requiera calor y necesite una combustión para ello, bien sea en procesos domésticos (calefacciones de leña y madera, para chimeneas) o también en procesos industriales (procesos de secado industriales), y también para calefacción para hoteles, y diversos tipos de comunidades, etc.

El pellet de madera se obtiene de la transformación de los de residuos forestales, por lo tanto es una alternativa respetuosa con el medio ambiente y contribuyendo a la limpieza de los montes y la prevención de incendios.

Los pellets de madera son un combustible ecológico limpio que además es más económico que otras alternativas combustibles como gas, gasóleo, etc.